UNA ÓPERA PRIVADA CERCA DE LOS ARTISTAS
EN LOS SALONES DEL MUSEO JACQUEMART-ANDRÉ


VIVA UNA VEZ EN SU VIDA EMOCIONES INOLVIDABLES

NOCHES RESERVADAS PARA 80 INVITADOS

Plazas a 220€.

UNA ÓPERA ITINERANTE
UN NÚMERO LIMITADO DE INVITADOS

Descubra una nueva forma de vivir la ópera, siga La Traviata de Verdi en los magníficos salones del Museo Jacquemart-André y comparta una copa de champán con Violetta.

Aproveche este momento exclusivo para realizar una visita privada a las habitaciones privadas habitadas en el siglo XIX, con su mobiliario y sus pinturas maestras.

SI ES UN AMANTE DE LA MÚSICA
O UN AMANTE DE LAS VELADAS EXCLUSIVAS
¡EXPERIMENTE EMOCIONES INOLVIDABLES!

Quedará deslumbrado por los artistas que se encuentran a pocos metros de sus ojos y que, borrando las distancias, le harán vivir la ópera «desde dentro» y sentir emociones que jamás experimentó antes.

« Nunca imaginé ni por un momento que con unos medios tan limitados fuera posible restaurar la esencia misma de esta obra maestra. Emoción en la piel. »

Jean-Claude Casadesus, Director de orquesta

UNA ADAPTACIÓN PREMIADA
QUE ENCANTA A TODOS LOS INVITADOS

  • Una adaptación de la ópera de Verdi centrada en los tres papeles principales acompañados por 3 músicos
  • Una producción de Patrizia Di Paolo con una «rigurosa sencillez que es prerrogativa de los grandes» (Forum Opéra)
  • Los magníficos salones del Museo Jacquemart-André como escenario 
  • Trajes creados por Nicolao Atelier en Venecia

Una adaptación de 1h30, ganadora del premio Argus Angel, que les encantará a todos los invitados.

EL MUSEO JACQUEMART-ANDRÉ

Construido a finales del siglo XIX en el nuevo París de Haussmann por Edouard André y su esposa Nélie Jacquemart, una pareja de grandes coleccionistas, este palacio ofrece una prestigiosa colección permanente y exposiciones temporales de importancia internacional.

Los salones cobran vida cuando el museo cierra, para acoger la eterna historia de amor entre Violetta y Alfredo.

ARTISTAS CON TALENTO

Para expresar los sentimientos de Violetta, Alfredo y Germont, Patrizia di Paolo, la directora italiana, puede contar con la sensibilidad de magníficos jóvenes artistas franceses que se alternarán en los papeles.

Estos notables artistas, que cantan en los grandes escenarios nacionales e internacionales, son las futuras estrellas de la ópera.

Les acompañan músicos que tocan en las orquestas de grandes instituciones nacionales e internacionales.

UNA EXPERIENCIA ÚNICA EN FRANCIA

  • emociones excepcionales en medio de los artistas
  • un número reducido de invitados
  • la belleza de un lugar emblemático de París,
  • el descubrimiento de 6 jóvenes artistas de talento que ya son reconocidos,
  • una bienvenida personalizada
  • una recepción excepcional con champán

« Ni siquiera la extraordinaria belleza del recinto pudo distraernos de la intensidad emocional de los cantos, de las voces de los intérpretes y de los músicos, todos ellos íntimamente cercanos, que hicieron vibrar todas las cuerdas de nuestras almas… »

NUESTROS SOCIOS